¿Qué esperar de la entrada en vigor de las disposiciones generales de la Ley Fintech?

El pasado mes de septiembre de 2018, se publicaron en el Diario Oficial de la Federación, las disposiciones de carácter general que regulan las Instituciones de Tecnología Financiera (ITF) y de acuerdo a lo estipulado, han entrado en vigor a los 15 días siguientes de su publicación. De igual forma, salió a la luz la Circular 12/2018 del Banco de México relacionada  a las disposiciones de carácter general que serán aplicables a las operaciones de las Instituciones de Fondos de Pago.

Ante este panorama, han surgido muchas dudas respecto a su contenido y cómo se vinculan con algunos entusiastas que piensan adentrarse al mundo de la tecnología financiera (fintech).

En Layra, entrevistamos a Pamela Soto, especialista en temas Fintech, quien nos ha explicado algunos puntos a resaltar sobre esta nueva regulación.

La experta nos explica que las disposiciones de carácter general establecen los requisitos, elementos y características que deberán presentar las empresas que desean autorizarse como una ITF. Y de acuerdo al presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Bernardo González Rosas, ya hay en fila cerca de 73 empresas que se encuentran interesadas en operar bajo este rubro.

“Acompañado de la solicitud, deben de haber algunos requisitos que son contemplados dentro de esta regulación. Un ejemplo son los manuales de operaciones, la estructura corporativa, entre otros. Sin embargo, uno de los aspectos que se prevé es que las empresas deberán de especificar el origen de sus recursos y dar a conocer a las autoridades su comité de administración”, refiere Pamela Soto.

Otro de los puntos nodales que nos comparte la especialista y que es de gran interés, se relaciona con los montos de Capital Mínimo que deberán de contar las ITF. Esto según lo que se ha especificado en los artículos 7 y 8 de las disposiciones de carácter general.

Se ha establecido un Capital Mínimo con el que deberán contar tanto las instituciones de pago electrónico como las de fondeo colectivo. Estos se dividen según sus tipos de operaciones, en caso que quieran operar con pesos es de 500 mil UDIS  (poco más de 3 millones 50 mil pesos). Al operar con otras monedas será de 700 mil UDIS (cerca de 4 millones 800 mil pesos. Estos montos son aplicables en ambos tipos de ITF (pago electrónico y fondeo colectivo).

“Había mucha incertidumbre respecto a este tema, debido a que en los borradores de las disposiciones se establecían montos muy altos. Se ha puesto una base fija que dará más certidumbre tanto a las ITF como a los usuarios. A diferencia de los bancos u otras instituciones, las ITF no contaban con un fondo que los respalde. Con un Capital Mínimo, se da cierta seguridad para solventar en caso de pérdidas”, detalla la especialista en tema Fintech.

Foto: Flickr

Las disposiciones de carácter general, también han delimitado en diferentes niveles las operaciones que podrán realizar las ITF.

“Habrá tres niveles para operar y dependiendo de estos, las Instituciones de Tecnología Financiera, podrán recibir ciertas cantidades de dinero en efectivo, por cada cliente y mediante transferencias”, nos explicó Soto.

Otro de los artículos que resalta Pamela Soto, se relaciona con las instituciones extranjeras que desean realizar sus operaciones en el territorio nacional.

“Hay un artículo que se sigue estudiando y que me parece es de gran relevancia, en este artículo se establece que las instituciones extranjeras que realicen una actividad contemplada en esta Ley, no estarán obligados a solicitar del todo una autorización. Esto permitiría a Exchanges como Binance, operar sin pedir una plena autorización”, declaró la experta.

Otra de las regulaciones que están en vigor, se refiere a aquellas en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

“Se han dado a conocer los requisitos para identificar a su cliente, el famoso KYC (Know Your Costumer). De igual forma, se debe de contar con un equipo de comunicación y control, para el tema de prevención de lavado de dinero, así como un Oficial de Cumplimiento. Todas aquellas ITFs, deben de contar con este oficial certificado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. También, se estípula que  estas instituciones estarán obligadas a reportar operaciones relevantes, inusuales e internas preocupantes”, nos explica Pamela Soto.

Ligado a esto, la especialista nos ha compartido que es importante reconocer que se dio una reforma al Reglamente Orgánico de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros. Y que en estas modificaciones, ya se contemplan los aspectos que tienen que ver con temas Fintech y las reclamaciones.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *