5 rescates financieros que marcaron el Siglo XXI

“¿Qué pasa si pierdes cantidades colosales de dinero de otras personas? Recibes un gran regalo del Gobierno Federal (pero el Presidente dice cosas muy duras sobre ti antes de que te de dinero)”, escribía Paul Krugman, en un texto titulado: Rescates financieros para incompetentes, en el marco de la crisis financiera que azotaba en 2009.

En el siglo XXI, el término “rescate financiero”, ha sido usado quizá más veces de las que nos gustarían. Y es importante entender de qué se trata esta medida que desde el 2008, ha sido cada vez más escuchada.

Un rescate financiero es el conjunto de préstamos, inversiones u otras ventajas financieras, que son ofrecidas a empresas, gobiernos, así como a otras entidades que se encuentran al borde de una bancarrota o una falla financiera. Una de las motivaciones para  realizar un rescate financiero es evitar que la crisis financiera sea propagada y afecte a más personas e industrias.

Este tipo de rescates puede o no requerir un reembolso y va acompañado de un mayor control, a través de regulaciones gubernamentales (supuestamente).

Los métodos de rescate financiero incluyen desde la reducción del capital de las acciones, restringir la emisión de nuevas acciones o bien,  la nacionalización de esta industria.

En Layra, te mostraremos 5 casos de rescates financieros que se volvieron famosos y que han marcado la historia económica del siglo XXI.

Fannie Mae y Freddie Mac

El año 2008, se vio marcado por una de las crisis financieras que dejó huella en la historia de la humanidad. Esta crisis que partió del colapso de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, se propagaría por todo el sistema financiero internacional e incluso, aún son latentes en algunos países los estragos que dejó este acontecimiento.

Dentro del marco de la llamada “crisis de las hipotecas”, se dio la mayor operación de rescate financiero de Estados Unidos, la Ley de Estabilización Económica de Urgencia, que uso recursos públicos por más de 700 mil millones de dólares para la compra de activos sin valor, para salvar a los bancos de la quiebra.

Aparte de este conocido rescate, el 7 de septiembre  de 2008, el Gobierno de los Estados Unidos, se hizo cargo de Fannie Mae y Freddie Mac. Dos empresas dedicadas comercializar créditos hipotecarios y que son patrocinadas por el gobierno, pero que cuentan con accionistas privados.

Su poca supervisión al otorgar créditos que las personas dejaron de pagar, hizo que estuvieran al borde de la quiebra. Pero esto no es un impedimento cuando tienes al gobierno de tu lado para que te rescate.

El entonces Secretario del Tesoro, Tim Geithner, anunció la decisión de invertir 100 mil millones de dólares de los contribuyentes a cada empresa, con el fin de evitar su quiebra. Sin embargo, en diciembre de 2009, el Tesoro eliminó ese tope, lo que significa que podría invertirse una cantidad ilimitada de dinero

El Gobierno Federal, pasó a tomar control de estas empresas y pasaron a estar temporalmente dirigidas por la Agencia Federal de Vivienda (FHFA, por sus siglas en inglés).

Fuente: Youtube-Mangofinancial

Bancos de Irlanda

Irlanda se convirtió en el primer país de la zona euro en entrar en recesión, producto del colapso de la burbuja inmobiliaria.  Esto llevó a que la mayoría de los bancos que se encontraran en la isla se declararán en bancarrota.

Bajo presiones de las autoridades europeas, Dublín tuvo que interceder para asumir la deuda de sus bancos. Durante el gobierno del entonces Primer Ministro (2008-2011), Brian Cowen, el Gobierno Irlandés se comprometió por 64 mil millones de euros en el rescate de las seis grandes entidades financieras nacionales, incluyendo la nacionalización del Anglo Irish Bank.

Estas acciones tuvieron como consecuencia a una Irlanda, hundida en una deuda descomunal. En diciembre de 2010, se vio obligada a entrar a un programa de ayuda de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional por 85 mil millones de euros.

El 15 de diciembre del 2013, sería el primer país que abandonaría el programa de rescates de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Fuente: Youtube-DW Español

El NO rescate a los bancos de Islandia

Ya te hemos platicado algunos casos de rescates financieros que se concretaron. Sin embargo, en Islandia la historia fue muy diferente.

Esta isla de casi 350,000 habitantes, también se vio afectada por la crisis desatada en 2008 y al igual que Estados Unidos e Irlanda, los bancos de este país se encontraban en la bancarrota. La compra desmedida de pasivos por parte de estas instituciones financieras, llevó a un panorama complejo a este país y los efectos de Wall Street, no se hicieron esperar.

A pesar de las opiniones de “expertos”, que argumentan que la quiebra de bancos puede conllevar un efecto negativo duradero en un país, poniendo como ejemplos la Gran Depresión de los 30 en Estados Unidos o el caso de Lehman Brothers, que había sacudido al país norteamericano en ese septiembre. Los ciudadanos de esta isla, no querían seguir los métodos tradicionales que apuntaban hacia un rescate bancario.

El gobierno islandés, tomó la decisión de dejar que tres de los bancos más importantes se fueran a la quiebra.

“El 97% del sector bancario colapsó en cuestión de tres días”, le dijo a la BBC Gudrun Johnsen, miembro de una comisión creada en Islandia para estudiar lecciones de esa crisis.

Aunque la recesión llegaría a este país, comenzando por la devaluación de su moneda en un 80 por ciento y la disminución del PIB en un 7 por ciento.  En 2016, la isla tendría un respiro y crecería en una tasa del 7.2 por ciento.

Hoy, la economía de Islandia ya se encuentra recuperada, el rescate a los bancos no solamente era una opción inviable, sino la que más sangraría su economía.

Fuente: Youtube-Economatoburbuja

La Tragedia Financiera Griega

A diferencia de los otros casos que hemos explorado, la crisis financiera griega tiene sus orígenes mucho más atrás que el colapso de la economía del 2008.  A lo largo de casi una década, el gobierno de Grecia se dedicó a gastar de forma desmedida, valiéndose de préstamos para financiar este gasto.  Producía menos de lo que gastaba y esto explotó en 2009, cuando se dieron cuenta que tenía un déficit del 13.6 por ciento y una deuda acumulada por más de 320 mil millones de euros, o dicho de otra forma, el 177% del PIB.

Grecia era para la Unión Europea como aquella amistad incómoda, que paga todo con sus tarjetas de crédito para financiar un estilo de vida que no puede darse. Y que al final de cuentas, sabes que  te pedirá prestado.

El rescate financiero al país helénico comenzó en 2010, con un paquete de 110 mil millones de euros.  Esto no fue suficiente para sanar sus finanzas con la banca privada de Grecia. Esto llevó a la Unión Europea (UE)  y al Fondo Monetario Internacional (FMI) a dar un segundo paquete de ayuda financiera por 130 mil millones de euros. De igual forma, el monto siguió creciendo hasta que alcanzó la cifra histórica de casi 290 mil millones de euros.

Esta vez, se impusieron condiciones reacias al país helénico para otorgar este monto. Desde recortes al gasto público, aumento de impuestos, hasta reformas en el sistema de pensiones. Esto llevaría a que las personas tomaran las calles de Atenas y otras ciudades griegas.

El pasado mes de agosto, Grecia salió  del tercer programa de rescate recibido de la UE y el FMI. Estos nueve largos años, dejaron muchas lecciones a toda la mancomunidad europea. Además, el caso griego se ha consolidado como la mayor asistencia financiera de la historia con 288 mil 700 millones de euros en préstamos.

Fuente: Youtube- HispanTv

Rescate Bancario de España

En el contexto de la crisis de 2008, la nación española fue una de las más afectadas.  Y aunque se fueron adoptando medidas en los años siguientes para amortiguar este efecto. Fue hasta el 9 de junio que el Gobierno de España, confirmó que se pediría ayuda financiera a la Unión Europea (UE).  Unos días antes de que se anunciara esta medida, el Fondo Monetario Internacional (FMI), evaluó que el sistema financiero español necesitaría inyectar una cantidad cercana a los 50 mil millones de euros.

Esto no cayó de sorpresa, desde el 3 de febrero de ese año, el entonces  Ministro de Economía, Luis de Guindos, declaró que España necesitaba 50.000 millones de Euros. En reiteradas ocasiones, Guindos repitió: “Me gustaría especificarlo muy claramente, aquí no hay un coste para los contribuyentes españoles”. Sin embargo, el contexto fue muy diferente.

El año pasado se dieron a conocer algunas cifras del rescate que se hizo a la banca española y difieren mucho con lo que durante un largo tiempo se mencionó respecto a que “no costaría ni un euro al contribuyente”.

En junio se mencionaba que el Estado perdió 60 mil 600 millones de euros. Un 80% de los 77, mil inyectados. De esta cifra, 39.500 millones saldrán de los bolsillos de los contribuyentes y 21.000 millones del Fondo de Garantía de Depósitos.

La mala gestión de los bancos y la burbuja inmobiliaria fueron factores clave que llevaron a España a esta crisis.  Dentro de este panorama, se perdieron más de 82.000 puestos de trabajo, y se cerraron  más de 16.000 oficinas. Claro, además de los casi 40 mil millones de euros del erario público que no se recuperarán.

El cómico español, Moi Camacho, nos explica de forma simple los sucesos del rescate bancario español:

Fuente: Youtube-Moi Camacho

En Layra, nos gustaría que nuestros lectores españoles nos platiquen un poco más sobre este rescate y cómo lo vivieron.

¿Un rescate financiero es una opción viable para la economía de los países? 

¡No olvides dejarnos tus comentarios!