¿Qué esperar de la entrada en vigor de las disposiciones generales de la Ley Fintech?

El pasado mes de septiembre de 2018, se publicaron en el Diario Oficial de la Federación, las disposiciones de carácter general que regulan las Instituciones de Tecnología Financiera (ITF) y de acuerdo a lo estipulado, han entrado en vigor a los 15 días siguientes de su publicación. De igual forma, salió a la luz la Circular 12/2018 del Banco de México relacionada  a las disposiciones de carácter general que serán aplicables a las operaciones de las Instituciones de Fondos de Pago.

Ante este panorama, han surgido muchas dudas respecto a su contenido y cómo se vinculan con algunos entusiastas que piensan adentrarse al mundo de la tecnología financiera (fintech).

En Layra, entrevistamos a Pamela Soto, especialista en temas Fintech, quien nos ha explicado algunos puntos a resaltar sobre esta nueva regulación.

La experta nos explica que las disposiciones de carácter general establecen los requisitos, elementos y características que deberán presentar las empresas que desean autorizarse como una ITF. Y de acuerdo al presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Bernardo González Rosas, ya hay en fila cerca de 73 empresas que se encuentran interesadas en operar bajo este rubro.

“Acompañado de la solicitud, deben de haber algunos requisitos que son contemplados dentro de esta regulación. Un ejemplo son los manuales de operaciones, la estructura corporativa, entre otros. Sin embargo, uno de los aspectos que se prevé es que las empresas deberán de especificar el origen de sus recursos y dar a conocer a las autoridades su comité de administración”, refiere Pamela Soto.

Otro de los puntos nodales que nos comparte la especialista y que es de gran interés, se relaciona con los montos de Capital Mínimo que deberán de contar las ITF. Esto según lo que se ha especificado en los artículos 7 y 8 de las disposiciones de carácter general.

Se ha establecido un Capital Mínimo con el que deberán contar tanto las instituciones de pago electrónico como las de fondeo colectivo. Estos se dividen según sus tipos de operaciones, en caso que quieran operar con pesos es de 500 mil UDIS  (poco más de 3 millones 50 mil pesos). Al operar con otras monedas será de 700 mil UDIS (cerca de 4 millones 800 mil pesos. Estos montos son aplicables en ambos tipos de ITF (pago electrónico y fondeo colectivo).

“Había mucha incertidumbre respecto a este tema, debido a que en los borradores de las disposiciones se establecían montos muy altos. Se ha puesto una base fija que dará más certidumbre tanto a las ITF como a los usuarios. A diferencia de los bancos u otras instituciones, las ITF no contaban con un fondo que los respalde. Con un Capital Mínimo, se da cierta seguridad para solventar en caso de pérdidas”, detalla la especialista en tema Fintech.

Foto: Flickr

Las disposiciones de carácter general, también han delimitado en diferentes niveles las operaciones que podrán realizar las ITF.

“Habrá tres niveles para operar y dependiendo de estos, las Instituciones de Tecnología Financiera, podrán recibir ciertas cantidades de dinero en efectivo, por cada cliente y mediante transferencias”, nos explicó Soto.

Otro de los artículos que resalta Pamela Soto, se relaciona con las instituciones extranjeras que desean realizar sus operaciones en el territorio nacional.

“Hay un artículo que se sigue estudiando y que me parece es de gran relevancia, en este artículo se establece que las instituciones extranjeras que realicen una actividad contemplada en esta Ley, no estarán obligados a solicitar del todo una autorización. Esto permitiría a Exchanges como Binance, operar sin pedir una plena autorización”, declaró la experta.

Otra de las regulaciones que están en vigor, se refiere a aquellas en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

“Se han dado a conocer los requisitos para identificar a su cliente, el famoso KYC (Know Your Costumer). De igual forma, se debe de contar con un equipo de comunicación y control, para el tema de prevención de lavado de dinero, así como un Oficial de Cumplimiento. Todas aquellas ITFs, deben de contar con este oficial certificado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. También, se estípula que  estas instituciones estarán obligadas a reportar operaciones relevantes, inusuales e internas preocupantes”, nos explica Pamela Soto.

Ligado a esto, la especialista nos ha compartido que es importante reconocer que se dio una reforma al Reglamente Orgánico de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros. Y que en estas modificaciones, ya se contemplan los aspectos que tienen que ver con temas Fintech y las reclamaciones.

 

 

 

 

Ley Fintech: ¿Regular la innovación o hacerla morir?

El crecimiento de la innovación  en el sector tecnológico financiero (fintech), ha sido uno de los ejes de la transformación que estamos viviendo en todo el mundo, respondiendo con nuevas tecnologías las demandas de los usuarios.

Según el World FinTech Report 2018, las firmas fintech han recaudado casi 110 mil millones de dólares desde 2009. Este gran revuelo ha provocado que los gobiernos pongan el ojo en esta industria tecnológica financiera, no sólo para proteger a los usuarios, sino, ¿cómo puede desarrollarse un ámbito que implique grandes cantidades de dinero sin que participe el gobierno?

Foto: Pixabay

La búsqueda de una regulación a este sector sigue siendo un tema en el que se está trabajando, catalogándose en muchos países como “necesario”.  Reino Unido, Holanda, Malasia, Hong Kong, Canadá y muchas otras naciones, están optado por esta vía; y en mayor o menor medida, han puesto en marcha cierto tipo de legislaciones que prevén diversas figuras relacionadas con este sector.

México no se ha quedado atrás, y a pesar del proceso de más de un año, entró en vigor la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (Ley Fintech).

Entre tantos “dimes y diretes”, entendamos de una vez por todas qué es la Ley Fintech:

La Ley Fintech busca regular a las instituciones de tecnología financiera (ITF), tanto a las que se dedican a los pagos online que se contemplan como instituciones de fondos de pago electrónico (IFPE), así como a las que se dedican al crowdfunding (financiamiento colectivo).  También, se prevé en la Ley a los Modelos Novedosos que prestan servicios financieros, esto quiere decir que cualquier modelo de negocio “desconocido” en México y que tenga que ver con dinero, no podrá pasar desapercibido.

Foto: Pixabay

Dentro de esta Ley, las criptomonedas son contempladas como “activos virtuales”. Pero únicamente podrán ser usados aquellos que sean aceptados por el amplio escrutinio del Banco de México (Banxico).

Los principales órganos encargados de implementar esta Ley son: la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Banxico y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Sin embargo, también participarán  la Condusef, SAT, entre otros.

Aunque el 10 de marzo de este año, entró en vigor esta Ley; aún se siguen cocinando muchas pautas sobre cómo se legislará a estas instituciones. Se tiene como fecha limite este próximo septiembre, para que se den a conocer las disposiciones de carácter general en materia de prevención de lavado de dinero y recursos de procedencia ilícita. De igual forma, saldrán a la luz los requisitos y criterios de autorización para las ITF.

En los meses posteriores, se abordaran algunos otros aspectos que contempla esta Ley, un ejemplo son los ya mencionados: activos virtuales y los Modelos Novedosos.

¿México podría ser uno de los pioneros en la regulación fintech?,  ¿la Ley ahorcará la innovación? Estos son algunos de los cuestionamientos que se han hecho alrededor de su promulgación y las disposiciones secundarias que se están preparando.

Foto: Wikimedia

¿Qué podemos esperar de las disposiciones secundarias?

Ante estas dudas, Pamela Soto, abogada y especialista en temas fintech. Nos ha explicado que esta Ley, ha sido un hito al dar certeza jurídica a las instituciones de tecnología financiera.

La experta en temas fintech, resalta que dentro de los aspectos que podremos ver en las legislaciones que se establecerán a más tardar en septiembre de este año, se prevé el monto de capitalización con el que se podrán establecer las ITF,  así como los criterios de autorización para que estas instituciones puedan operar.

Asimismo, se darán a conocer las características de las operaciones de las instituciones de fondos de pago electrónicos. Y los límites de los recursos con los que podrán operar los clientes.

Respecto a las startups, se prevé que los requisitos para establecerse, podrían ser numerosos y quizá muchas de estas no cuentan con un capital tan amplio, ni con recursos tan especializados.

“Yo no creo que se frene la innovación, puede ser un impulso para seguir innovando en estas materias. Sin embargo, depende mucho delas autoridades, en caso de que hagan más complejo el proceso de autorización para las ITF, estas podrían verse obligadas a migrar”, resaltó Pamela Soto.

Pamela Soto,  menciona que el Banco de México dará a reconocer más adelante las criptomonedas con las que pueden operar las ITF en México. ¿Qué repercusiones puede tener esto?

“Limitará la participación de aquellas critpomonedas o ICO -acrónimo que significa Initial Coin Offering- que no cuenten con información certera sobre su propósito, esta es una medida para proteger a los usuarios”, expresó la especialista en temas fintech.

Aunque las disposiciones de carácter general verán la luz a inicios de septiembre, aún quedan muchos aspectos que abordar.

“Todavía queda mucho camino por recorrer y el análisis que podremos hacer sobre estas regulaciones se verán reflejadas dentro de algunos meses. Sin embargo, la Ley Fintech  nos dará certeza tanto a las instituciones como a los usuarios”, nos compartió la abogada.

La tecnología blockchain y las criptomonedas están jugando un papel muy importante dentro de este ámbito. Y cada vez son más las personas que se suman a esta revolución financiera y tecnológica.

Una regulación poco inteligente podría apagar la construcción que se ha generado. por ahora, tendremos que esperar a septiembre de este año para conocer un poco más sobre el panorama que nos depara.

En Layra.io, queremos agradecer a Pamela Soto por su tiempo y su tan valiosa información para  la comunidad.

¿En tu país está regulado el sector fintech?